El Txuri Urdin, en busca de un doblete histórico

El Txuri Urdin, en busca de un doblete histórico

Tito Marcelino y Koldo Sáenz, del femenino, son optimistas de cara a las finales que les esperan a sus equipos

Se acerca un sábado de emociones fuertes en el Txuri Urdin. El equipo femenino juega ante el Majadahonda a partir de las 15.00 horas el primer partido de la final por el título. El masculino disputa desde las 21.30 horas el choque decisivo de la final ante el Puigcerdá después de que la serie regresara 2-2 a Donostia el pasado domingo.

Los entrenadores de ambos equipos, Tito Marcelino y Koldo Sáenz, junto a los jugadores Ander Arraras y Oihana Zaldua, comparecieron ante los medios de comunicación para exponer las sensaciones previas a los choques de este fin de semana.

En la cabeza del técnico del conjunto masculino, “no hay otra cosa que no sea ganar”, aunque es consciente de la dificultad que entraña el reto de ser campeón de Liga por tercera vez consecutiva: “Sabíamos que no iba a ser fácil. La final se va a decidir por pequeños detalles. En los cuatro partidos hemos estado un poco por encima de ellos, pero no sirve de nada”, advierte antes del día clave de la temporada.

Para el donostiarra “no ganar sería una pequeña decepción” y cree que una de las claves puede estar “en las porterías”, pero lo fundamental es “ser nosotros mismos. No tenemos que preocuparnos por el otro equipo, sino jugar como sabemos. Así tendremos muchas opciones de ganar”. A lo que no le da demasiada importancia es a la presión que se le atribuye siempre al campeón: “Si juegas sin presión, es casi seguro que perderás”.

Su pupilo Ander Arrarás apela a la experiencia para encontrar una pequeña ventaja sobre su rival: “En los últimos tres años hemos llegado a la final y somos un equipo acostumbrado a esto”. Cree fundamental el delantero “meter velocidad al partido porque somos un equipo más joven que ellos”.

El sueño de las chicas

Tal y como dice Oihana Zaldua, a las miembros del equipo femenino “aún no se nos ha borrado la sonrisa de la boca” desde que consiguieran la clasificación para la final el domingo pasado en Gasteiz. Lo hicieron contra pronóstico, derrotando al Sumendi. Por eso ahora, el entrenador, Koldo Sáenz, recuerda que “los partidos hay que jugarlos” y recalca que “trabajando así no sabemos dónde está nuestro límite”.

Cree que el grupo “se ha dado cuenta de que trabajando se puede llegar hasta la final” y ha conseguido “algo histórico”. Sobre el rival, que ha ganado todos los partidos, resalta  que “tiene muchísimo hockey, con lo que tendremos que encontrar otras cosas para ganar”. El excapitán del Txuri considera que “llegar a la final nos puede dar ese plus” que necesitan para dar la gran sorpresa y desbancar al todopoderoso campeón.

Oihana Zaldua admite que “no esperábamos llegar tan lejos, pero hemos visto que es posible”. Ahora cree que pueden tener una pequeña ventaja por el hecho de que “no tenemos presión por ganar la Liga”.